RECUERDOS POSITIVOS DE OLIMAR II

RECUERDOS POSITIVOS DE OLIMAR II

El Blog de esta semana queremos dedicarlo a publicar una carta que nos ha hecho llegar un cliente donde nos cuenta su gran experiencia en sus vacaciones en OLIMAR II. Esperamos que os guste tanto como a nosotros.

VACACIONES EN OLIMAR, CAMBRILS.

 Hola amigos y amigas:

Me llamo Joseba y tengo un  hermano que se llama Jon. Todavía recuerdo las dos semanas tan maravillosas que pasé con mis padres y con Jon en aquel lugar llamado APARTAMENTOS OLIMAR en Cambrils.

Nunca antes había estado en un hotel tan especial como aquel. Mis padres me dijeron que nos lo íbamos a ?pasar de cine?.

El primer día que llegamos, me quedé asombrado de lo grande que era y de todas las cosas que tenía: salón de baile, toboganes, txiki park, sala de juegos, bar, comedor, mini golf, terrazas? Aquel sitio era mágico. Había tantas cosas que hacer, que los días se hacían cortísimos y pasaban en un abrir y cerrar de ojos. Yo estaba ?alucinado?.

Por las mañanas, cuando bajábamos a desayunar al comedor, como había buffet libre, teníamos mil cosas riquísimas para elegir, y todas tenían una pinta estupenda. Jon desayunaba de todo y aprovechaba a beber esos zumos tan ricos que se preparaban en la cocina.

Lo mejor de todo era que podíamos comer todo lo que queríamos hasta aburrirnos, y para ello teníamos todo el tiempo del mundo; estábamos de vacaciones, y no había prisas.

Por la tarde, cuando volvíamos de dar un paseo por el pueblo de Cambrils, había diferentes actividades para hacer, y mi hermano y yo nos apuntamos un día al concurso de billar y ping-pong con otros niños y niñas. Al principio no sabíamos muy bien cómo jugar, pero con la ayuda del monitor, al final le cogimos el truco y ganamos a todos.

Todavía recuerdo lo orgullosos que nos sentimos cuando nos regalaron unas palas y una copa; desde entonces, a las dos nos encanta jugar al ping-pong y al billar con nuestros amigos del pueblo.

A la noche, siempre había fiestas en la zona recreativa del hotel, bajo una gran bola de colores que se movía y creaba formas alucinantes en la pista. Los animadores nos enseñaban tango, pasodoble y cha-cha-cha; bailábamos sin parar con mis padres y en la gala del último día, conseguimos el primer premio y la botella de champán. ?Vaya pasada?.

Hubo una encantadora fiesta de disfraces a la que mi hermano y yo acudimos en pijama. Mis padres apenas nos conocieron y se partían de risa.

Conocimos a muchísimas niños de nuestra edad y lo pasamos en grande jugando y bailando durante toda la velada.

Por la noche, callandito, callandito nos metíamos a la cama a partir de las 12 de la noche comos si fuéramos los ?duendes del Olimar?.

Poder irnos a la cama tan tarde era genial; nos hacía sentirnos más libres y casi adultas.

Dormir con nuestros padres en la misma habitación fue otra de las mejores experiencias, porque cuando estábamos a oscuras siempre hacíamos un resumen de las cosas que nos habían pasado durante el día; luego jugábamos al veo-veo o a las palabras encadenadas, hasta que al final nos dormíamos.

Una de las mejores cosas de aquel hotel fueron las muchas amistades que hicimos. Nos cruzamos direcciones con las niñas que conocimos en el hotel, y al volver a casa intercambiamos cartas y postales con ellas durante muchos años.

Allí conocimos a Amaia y Miren con la que mantenemos una excelente relación. Jon dice que me gusta Amaia y yo no digo nada.

Aquellas vacaciones me aportaron muchísimas cosas. Por una parte, me ayudaron a conocerme mejor a mí mismo, a desarrollar habilidades que nunca antes creí que tuviera y, sobre todo, a disfrutar de la compañía de mi familia durante las veinticuatro horas del día.

Fue una experiencia inolvidable. Volveré a OLIMAR porque sigo  soñando en el Olimar, en el txikipar, en los desayunos tan ricos, en el billar y como no, en Amaia, mi querida amiga con la que todavía mantengo una gran amistad.

 

 SI QUIERES VIVIR UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE COMO JOSEBA, HAZ TU RESERVA DE VACACIONES AQUÍ:

www.olimar2.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Sistema anti-robots: *